Tú que me lees, me llevas una ventaja, sabes mi nombre; yo apenas puedo imaginar tu mirada, cuando línea a … Continúa leyendo